El Manchester empató con el Porto en partido de la Champions

Un Porto en plenas facultades le complicó la vida en Old Trafford al campeón europeo y líder de la Premier, un Manchester United que partía como favorito y que tendrá que trabajar muy duro, a raíz del empate 2-2 en su estadio, en la vuelta para continuar defendiendo la Champions League.

Fue un partido apasionante en el que el conjunto luso no se dejó amilanar ni por un instante por la fortaleza de su anfitrión.

Sir Alex Ferguson recuperó para la ocasión en su once al serbio Nemanja Vidic, y a los ingleses Wayne Rooney y Paul Scholes, de regreso tras sendas suspensiones, y dejó de inicio en el banco al argentino Carlos Tévez.

La ausencia del central inglés Rio Ferdinand se hizo notar. Su suplente, Johnny Evans, cometió una negligencia en la zaga que puso las cosas en bandeja para que el Porto se pusiera por delante cuando tan sólo habían pasado 4 minutos.

Increíble. Contra todos los pronósticos que vaticinaban un dominio incuestionable del conjunto anfitrión, fue el uruguayo Cristian Rodríguez el hombre que abrió el marcador, perforando el arco del holandés Edwin Van der Sar.

El dueño de casa despejó un lanzamiento de esquina; el extremo luso Cristiano Ronaldo perdió la pelota y permitió al Porto volver a la carga. Evans despejó con poca vista, lanzando el balón a los pies del ‘Cebolla’ Rodríguez, que dio ventaja al conjunto portugués.

De nuevo otro fallo defensivo, aunque esta vez del Porto, devolvió la paz a las gradas del ‘Teatro de los Sueños’. Cometió la torpeza Bruno Alves, con un terrible pase -hacia atrás y sin mirar- a su arquero, el brasileño Helton, que aprovechó el inglés Wayne Rooney para rematar e igualar el marcador.

Rodríguez, el autor del gol portugués, seguía siendo la principal amenaza del United, con otra buena ocasión en el minuto 20 que logró despejar, ahora sí, Nemanja Vidic.

La formación de Alex Ferguson, que gozó de mayor posesión del balón, pero creó menos ocasiones de gol en el primer acto, empezó a atacar el área del Porto de manera más incisiva cerca del medio tiempo.

Tras el paso por vestuarios, el Manchester se volcó en apretar el área de su rival, mientras que el Porto no lograba traspasar los defensores británicos.

Siguieron buenas jugadas combinadas del coreano Park Ji-Sung y del luso Cristiano Ronaldo; de Ronaldo y de Rooney. El Manchester irradiaba peligro pero los tutelados por el escocés Ferguson no atinaban con sus amagos a los dominios de Helton.

Rooney gozó de una fantástica ocasión en el minuto 59, que frenó Helton, y, a continuación, tener que abortar otro disparo al arco del serbio Vidic.

El choque adquirió un tempo vertiginoso en la segunda parte. Ronaldo, la pieza más activa del United. En el Oporto también se sucedían las ocasiones prometedoras.

En el minuto 68, López puso en serios aprietos a Van der Sar, que tuvo que emplearse a fondo para detener el que hubiera sido el segundo gol del Porto.

En las filas inglesas, Ronaldo y Rooney protagonizaron momentos de vértigo en el último cuarto de hora.

El internacional Tévez, que saltó al campo en el minuto 72 en sustitución de Scholes, firmaba el segundo gol para el Manchester United, con un certero remate a un genial pase de taco de Rooney.

Pudo haber sido el gol de la victoria, pero el equipo portugués replicó con contundencia para añadir drama al final del encuentro.

Fue otro argentino, Mariano González, totalmente desmarcado por la izquierda del ataque luso, el que viraba de nuevo el guión del partido para culminar un contraataque y dar a su equipo el tanto del empate, sellando un resultado valiosísimo para el conjunto portugués en el principal torneo europeo de clubes.

EFE

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *