Liverpool 2 – Manchester United 0

El Liverpool se llevó el “superclásico” de la Premier League tras imponerse al Manchester United por 2-0, en un partido que estuvo marcado por la emoción más que por el buen fútbol desarrollado por ambos conjuntos. De esta forma, el United cede nuevamente el liderato del campeonato al Chelsea, mientras que el Liverpool con esta victoria se enchufa nuevamente al grupo de cabeza, a la vez que propicia la continuidad de Rafa Benítez al frente del equipo “red”, al menos por el momento.

Ambos entrenadores recuperaron para este partido a sus dos referencias atacantes, Wayne Rooney y Fernando Torres, si bien el Liverpool no pudo contar con Steven Gerrard, que se convirtió en la ausencia más destacada del encuentro.

El partido comenzó con Liverpool y United intentando hacerse con el control de la zona medular, objetivo que no logró ninguno debido a la alta intensidad exhibida por ambos contendientes en la fase inicial del “match”. El primer aviso lo dieron los “red devils” en el minuto 2 por medio de un gol anulado a Wayne Rooney por fuera de juego. Unos minutos más tardes, el campo de Anfield estaba plagado de balones de playa y globos. Las medidas de seguridad previas al partido, con las que se pretendía evitar la entrada de este tipo de objetos al campo, no funcionaron. El fantasma del popular gol del Sunderland se hizo presente.

La primera gran oportunidad para el Liverpool vino por medio de una falta directa ejecutada por Fabio Aurelio, a la que respondió Van der Sar con una brillante intervención, sacando un balón que iba teledirigido hacia la escuadra. En la siguiente jugada los “reds” volvieron a crear una situación de peligro, pero el centro-chut del holandés Kuyt no fue rematado por Torres por muy poco.

A partir de este momento, el partido sufrió un importante bajón de intensidad que se mantendría hasta que el árbitro de la contienda puso fin a la primera mitad, no sin antes “perdonar” al Liverpool un clamoroso penalty cometido por Carragher sobre Carrick. Los jugadores se retiraron al túnel de vestuarios, a la espera de una continuación que se preveía apasionante.

Comenzó la segunda mitad con ambos contendientes dispuestos a ir a por el partido. Tras varias acciones atacantes de unos y otros, el Liverpool iba a abrir la lata. En el minuto 65, un brillante pase en profundidad del israelí Benayoun lo iba a aprovechar Torres, quien tras ganar en la pugna a Ferdinand, soltó un trallazo a media altura ante el que nada pudo hacer Van der Sar.

El Manchester United se vió obligado a estirar sus líneas para intentar lograr el empate. Viendo que las cosas en ataque no funcionaban, Alex Ferguson sustituyó a Berbatov por Owen, el cual fue recibido por la que fue su afición durante muchas temporadas con pitos y abucheos. También cambió a Scholes por el portugués Nani. El United sacaba toda la artillería para asediar la portería del Liverpool. En el minuto 83, Valencia dispuso de la mejor ocasión para los “red devils”, pero el travesaño repelió su disparo.

En el tiempo de descuento, el Liverpool dió la puntilla y sentenció un partido que ya casi era historia. Los “reds” aprovecharon la descolocación defensiva del United para montar una contra rápida, en la que Lucas Leiva habilitó a N´Gog para quedarse solo ante Van der Sar, al que batió por bajo. No hubo tiempo a más. El partido finalizó y los tres puntos se quedaron en Anfield.

Alineaciones:

Liverpool: Reina, Johnson, Carragher, Agger, Insúa, Lucas, Mascherano (Exp. 94´), Kuyt, Benayoun (Škrtel 90´), Fabio Aurelio y Fernando Torres (N´Gog 81´) .

Manchester United: Van der Sar, O´Shea, Ferdinand, Vidic (Exp. 89´), Scholes (Owen 74´), Carrick, Giggs, Rooney y Berbatov (Nani 74´) .

Con este resultado, el Manchester United pasa a ocupar la segunda posición, quedando a dos puntos del Chelsea, que retoma el liderato de la Premier. La Carling Cup toma el protagonismo con los partidos de la cuarta ronda. El United se enfrentará el martes al Barnsley, que actualmente ocupa la vigésima posición en la segunda división inglesa.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *