Wolfsburgo 1 – Manchester Utd. 3 (Champions League)


El Manchester United finalizó la fase de grupos de la Champions League como campeón del Grupo B tras su victoria de hoy en campo del Wolfsburgo alemán por 1-3, que con este resultado se despidió de la máxima competición continental y continuará su andadura en la Europa League. El protagonista del encuentro fue Michael Owen, autor de los tres tantos de los “red devils”.

Alex Ferguson tuvo que hacer casi milagros para componer el once inicial ante las numerosas bajas del United, sobre todo en la línea defensiva, que estuvo compuesta por Park en el lateral derecho, mientras que Fletcher y Carrick actuaron como “improvisados” centrales. El único que ocupó su lugar natural fue el francés Patrice Evra, dueño del lateral izquierdo. Fueron también bajas Van der Sar, que fue reemplazado por Kuszczak, y Wayne Rooney, cuyo puesto fue ocupado también de forma improvisada por el brasileño Anderson.

El Wolfsburgo salió al campo muy mentalizado, consciente de que tan solo la victoria le garantizaba la clasificación para la siguiente fase. Los primeros quince minutos de partido estuvieron dominados por el conjunto de Armin Veh, sin que el United pareciese encontrar su lugar en el campo. Una vez superado este tramo inicial, el conjunto de Alex Ferguson comenzó a tomar protagonismo, aunque no consiguió elaborar ocasiones claras de gol.

Cuando parecía que el primer tiempo finalizaría con empate, un centro desde la banda izquierda de Nani fue rematado impecablemente en el área pequeña por Michael Owen, lo que supuso un auténtico jarro de agua fría para los alemanes.

Sin embargo, en el comienzo de la segunda mitad el Wolfsburgo se lanzó decididamente a por el empate, y así en el minuto 56 de partido, un centro desde la banda izquierda fue rematado de forma contundente e inapelable por el delantero bosnio Dzeko. La grada del Volkswagen Arena resucitó de inmediato y la euforia se contagió a los jugadores del Wolfsburgo, que vieron como la clasificación volvía a estar a tiro.

Los siguientes minutos fueron de total dominio del campeón alemán, y estuvieron muy cerca de conseguir su segundo tanto en el minuto 71 con un obús lanzado por el brasileño Grafite que fue desviado a córner por Kuszczak. La presión del Wolfsburgo se intensificó aún más, y el Manchester United se recluyó en su área, siempre a la espera de salir al contragolpe con balones en largo. Ferguson buscó en el banquillo opciones para esta táctica, y dió entrada a Valencia y Obertan.

Cuando más apretaban los alemanes, el Manchester United sentenció la contienda. En el minuto 83, Gabriel Obertan dejó sentados a tres defensas y sirvió en bandeja el segundo gol a Michael Owen, que no perdonó. La jugada del joven jugador francés fue un canto a la calidad y al talento.

El Wolfsburgo se vino definitivamente abajo, y en el minuto 90 volvió a aparecer Owen para certificar la victoria con un bonito gol picando el balón sobre la salida del guardameta local. No hubo tiempo para más y el Manchester United espera ya al que será su rival en la ronda de octavos de final de la Champions League.

Alineaciones:

Wolfsburgo: Benaglio, Riether, Ricardo Costa, Bazagli, Schäfer, Josué, Hasebe (Dejagah 72´), Gentner, Misimovic, Grafite (Ziani 72´) y Dzeko.

Manchester United: Kuszczak, Park, Fletcher, Carrick, Evra, Scholes, Nani (Obertan 74´), Gibson, Welbeck (Valencia 74´), Anderson y Owen.

Goles: 0-1 44´: Owen, 1-1 56´: Dzeko, 1-2 83´: Owen, 1-3 90´: Owen.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *