Aficionados del Manchester Utd. están buscando soluciones para comprar el Club


Por todos es sabido el divorcio de la afición del Manchester United con la familia Glazer, actuales gestores de la entidad de Old Trafford. Las deudas del club están ascendiendo sin freno y según un experto en financiación, la iniciativa que ha lanzado un aficionado del United para obligar a los Glazer a vender el Club solamente tendrá éxito si boicotean sus partidos y no compran artículos del equipo.

El aficionado citado es Keith Harris, ex presidente de la Football League y actual presidente ejecutivo de la banca inversora Seymour Pierce, quien ha manifestado que conseguir el dinero para poder realizar la compra “es lo más fácil”, pero convencer a los actuales propietarios para que vendan es lo más complicado en estos momentos.

La situación económica del Manchester United es realmente preocupante ya que las deudas ascienden actualmente a unos 8.177 millones de euros. La afición de Old Trafford no quiere ver más a los Glazer dirigiendo el United y como medida de protesta están evitando los colores actuales del Club y acuden a los partidos ataviados de verde y dorado, que eran los colores de la uniformidad que representaba a la entidad en sus primeros tiempos, cuando el Club recibía el nombre de Newton Heath.

Esta protesta consiguió atraer a miles de seguidores y Harris cree que el siguiente paso que deben dar es boicotear los partidos como medida de presión. Asimismo, Harris ha comenzado a organizar una posible compra después de recibir el contacto de miembros del Manchester United Supporters Trust (un fondo inversor de hinchas), que ha alcanzado los 50.000 miembros en las últimas semanas.

Por el momento, los Glazer parecen totalmente insensibles a las protestas de la afición, y por eso se ha pensado que la única forma de que éstos accedan a vender y abandonar el Manchester United es que vean como se resienten los ingresos de la entidad, o lo que casi viene a ser lo mismo, de sus bolsillos.

Es una lástima que los posibles éxitos del equipo de Alex Ferguson se puedan ver empañados por esta polémica. Ojalá entre todos sepan encontrar la mejor solución posible de forma que se logre la unidad, y sobre todo la estabilidad del Manchester United. Solamente así se podría crear una base de trabajo para acometer la debilidad acuciante a nivel económico que padece el Club, y al mismo tiempo la afición se centraría en apoyar al equipo en el momento más decisivo de la temporada. Veremos como evoluciona esta situación.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *