Davil Gill: “Los Glazer no van a vender el Manchester Utd”

Tras el anuncio de un grupo de aficionados del Manchester United autodenominados como “Red Knights” de presentar una oferta de compra del club a la familia Glazer valorada en más de 1.100 millones de euros, parece que se van a encontrar con una negativa tajante por parte de los dirigentes norteamericanos de la entidad de Old Trafford.

Esta negativa fue corroborada en el día de hoy por David Gill, director ejecutivo del Manchester United, manifestando que los Glazer no tienen ninguna intención de vender el club y asegurando al mismo tiempo que están dirigiendo la entidad “de la manera adecuada”, restando incluso importancia a la deuda de aproximadamente 800 millones de euros que ha acumulado el United bajo la dirección de sus actuales gestores desde que lo adquirieron en el año 2005.

No obstante, David Gill reconoció que alguno de los empresarios que representan a los “Red Knights” gozan de “credibilidad”, pero no perdió la ocasión de atacar Keith Harris, director ejecutivo del banco de inversión Seymour Pierce, uno de los miembros más destacados de la asociación que pretende hacerse con el control del United y sacar de su posición a los Glazer.

Gill continuó con su defensa de los dueños del United alegando sobre el hecho de que éstos no asistan a muchos de los partidos del equipo tanto en Old Trafford como los que juegan fuera, que los actuales propietarios “son apasionados” del Club y que “ven todos los partidos” en la televisión. No cabe duda de que este hombre tenía como misión la defensa máxima de los norteamericanos aunque fuese con frases que se pueden calificar de “tonterías” como estas últimas.

Mientras, la parte de la afición que no quiere que los Glazer continúen dirigiendo al Manchester United bajo ningún concepto, han decidido vestir en los partidos con los colores verde y amarillo, los cuales identificaban al club en sus inicios cuando recibía el nombre de Newton Heath. En la final de la Carling Cup fueron muy numerosas las camisetas y bufandas de estos colores que pudieron verse en las gradas de Wembley.

Sea como sea, urge una solución para los problemas a nivel económico y de dirección del Manchester United. Está muy claro que una situación de este calibre no es positiva ni para el equipo ni para la afición. La pregunta es si los Glazer terminarán cediendo a la presión. El tiempo lo dirá.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *