Preocupación en el Manchester United por los problemas de rodilla de Rooney


Alerta roja y preocupación en el seno del Manchester United a causa de los problemas que viene arrastrando Wayne Rooney en su rodilla derecha desde antes de la final de la Carling Cup. El delantero inglés acabó cojeando el partido del pasado domingo ante el Liverpool y en el club se teme que padezca una inflamación en los tendones.

Aunque este es un problema que en principio no le impide jugar, si está ocasionando que Rooney finalice los partidos con hinchazón en su rodilla además de las lógicas molestias derivadas de esta situación. Alex Ferguson se está planteando dar descanso al jugador en el próximo partido de la Premier League ante el Bolton como medida preventiva, ya que continuar sobrecargando la rodilla con esfuerzo continuado podría provocar una lesión más grave.

Los médicos del Manchester United consideraron en su momento que estos problemas podrían desaparecer en el plazo de un mes realizando un adecuado tratamiento de conservación entre partidos. Sin embargo, pasado este período de tiempo lo cierto es que la situación, lejos de mejorar, ha empeorado, por lo que los servicios médicos del club han aconsejado a Rooney que se entrene a un ritmo más suave que el del resto de la plantilla y asimismo han recomendado a Alex Ferguson que lo deje fuera de la convocatoria para el próximo partido.

Fabio Capello, seleccionador de Inglaterra, ha mostrado también su gran preocupación ante la posibilidad de que los problemas de Rooney deriven en una lesión de mayor importancia que impida su presencia en el próximo Mundial. Según la prensa inglesa, el italiano habría contactado ya con el Manchester United para que sean especialmente cuidadosos con las cargas de trabajo de Rooney. Lo que no se explica es la decisión de Capello de convocar y hacer jugar al delantero en un partido amistoso ante Egipto hace tres semanas siendo conocedor de los problemas físicos del jugador. Alex Ferguson echó una tremenda bronca a Wayne Rooney por empeñarse en jugar aquel partido, el cual además terminó con más dolores de los habituales.

La preocupación en el club de Old Trafford es máxima, puesto que una lesión grave de Rooney a estas alturas de temporada podría ser fatídica para los intereses del Manchester United, puesto que a nadie escapa que Rooney es el arma ofensiva más potente de los “red devils” como así demuestran los 33 goles que lleva en la presente temporada.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *