Birmingham 1 – Manchester United 1 (20ª jornada Premier League)


El Manchester United cosechó un pobre empate a un gol en el campo del Birmingham, y al igual que ya sucedió en algunos partidos al inicio de la presente temporada, se dejó dos puntos en el camino justamente en las postrimerías del encuentro. Un nuevo gol de Dimitar Berbatov fue contrarrestado en el minuto 90 por un tanto de Bowyer, lo que significó que las tablas quedasen definitivamente instaladas en el marcador final.

No es la primera vez que lo decimos, pero bajo nuestra humilde opinión, Alex Ferguson volvió a equivocarse gravemente de planteamiento. El Birmingham era a todas luces un rival asequible y había que salir a ganar en su campo con respeto, pero sin contemplaciones. Sin embargo, el veterano entrenador escocés optó una vez más por un sistema de juego “para no perder” alineando a tres medios centros, escorando a Wayne Rooney a la banda izquierda y dejando únicamente a Berbatov como referencia ofensiva en la punta de ataque.

El equipo dirigido por Alex McLeish salió a por el partido con decisión y empuje para continuar con su desesperado intento de alejarse de las plazas de descenso. El bagaje ofensivo del United en la primera mitad del encuentro se limitó a un disparo del galés Ryan Giggs que se estrelló en la meta defendida por el ex-guardameta de los “red devils” Ben Foster.

Ya en la segunda parte, el Manchester United consiguió adelantarse en el marcador cuando todavía no se había llegado a los 15 minutos de la reanudación, gracias a una rápida y eficaz jugada entre Gibson y Berbatov, que el búlgaro culminó de forma magistral. El gol dio alas a los de Ferguson, que pasaron a hacerse con el control absoluto de la contienda. Pudo volver a marcar Dimitar Berbatov, pero su disparo desde el borde del área se estrelló en el palo de la portería de Ben Foster. Los “red devils” dispusieron de un par de ocasiones más para sentenciar el encuentro pero no lograron concretarlas. Cuando parecía que el partido finalizaría con los tres puntos camino de Old Trafford, un balón rebotado del serbio Zigic fue aprovechado por Bowyer para establecer el definitivo empate a un gol. El United volvía a ser sorprendido por un rival en la última acción de un partido.

Con este resultado, el Manchester United finaliza el año conservando el liderato de la Premier League, aunque el City le ha igualado a puntos en la cabeza de la tabla. El Arsenal podría unirse al grupo mañana en caso de ganar su partido. No obstante, es necesario recordar que los de Ferguson tienen todavía dos partidos atrasados pendientes de jugarse.

Alineaciones:

Birmingham: Foster, Carr, Johnson, Dann, Ridgewell, Ferguson, Bowyer, Gardner, Larsson (Hleb 70´), Beausejour (Zigic 82´) y Jerome (Phillips 85´).

Manchester United: Van der Sar, Rafael, Ferdinand, Vidic, Evra, Carrick, Gibson (Hernández 90´), Anderson (Fletcher 73´), Giggs, Rooney y Berbatov.

Goles: 0-1 58´Berbatov, 1-1 90´Bowyer.

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *