Manchester United 1 – Liverpool 0 (3ª ronda FA Cup)


El Manchester United se sacó la pasada tarde su billete para la cuarta ronda de la FA Cup después de vencer al Liverpool por un exiguo 1-0. Old Trafford registró un lleno total y fueron 76.000 los espectadores que se dieron cita en “El Teatro de los Sueños” para presenciar lo que se intuía iba a ser un partidazo, pero que finalmente se quedó en bastante menos que eso. El gol del United fue conseguido por Ryan Giggs de penalty en el minuto 2 de encuentro.

Finalmente, Ferguson decidió que Van der Sar y Wayne Rooney no volviesen al once inicial tras su problemas físicos y fueron sustituídos en el mismo por el polaco Kuszczak y el mexicano “Chicharito” Hernández. El que si recuperó la titularidad fue Rio Ferdinand, que ocupó su puesto habitual en el eje de la zaga, formando dupla defensiva con Evans.

Por su parte, la principal novedad del Liverpool estaba en el banquillo. Tras la destitución de Roy Hodgson, fue el mítico Kenny Dalglish quien tomó las riendas en la dirección técnica de los “reds”. Sin embargo, en este caso no se cumplió el típico dicho de “nuevo entrenador, victoria segura”. El Liverpool ve como queda eliminado de la FA Cup y luchará a partir de ahora contra su complicada situación en la Premier League, donde se encuentra a cuatro puntos del descenso. Es realmente increíble la situación en la que se encuentra el conjunto de Anfield, pues desde luego su plantilla es básicamente la misma que la de temporadas anteriores.

Independientemente de ambos equipos, el protagonista de la final fue el árbitro de la misma, Howard Webb, al que también conocemos en España por su lamentable actuación en la Final del Mundial de Sudáfrica 2010. Los jugadores del Liverpool acabaron el partido enfadadísimos por entender que el colegiado les perjudicó gravemente. Intentemos analizar las jugadas que determinaron esta situación:

* En el minuto 2 Berbatov se interna en el área del Liverpool y Agger le mete la pierna, cayendo el búlgaro. Hemos observado numerosas repeticiones y desde luego, el penalty señalado a favor del United es ciertamente “discutible”. Quizá la toma que más nos ayudó a inclinarnos por un posible acierto del árbitro es en la que se ve a los dos jugadores de frente, puesto que ahí si se puede apreciar mejor el contacto que hay entre ambos. Ahora bien, Berbatov colaboró perfectamente para que Webb señalase la pena máxima.

* La segunda jugada polémica es la expulsión de Steven Gerrard en el minuto 31, tras pugnar con Carrick por un balón dividido que llegaba a la posición de ambos jugadores. La expulsión es del todo injusta, puesto que tanto Gerrard como Carrick entran los dos con los pies por delante, resultando peor parado el centrocampista del United. Una tarjeta amarilla o roja para ambos hubiera sido para nosotros la decisión correcta.

Por lo demás, el partido no tuvo mucha historia. El Manchester United se adelantaba en el minuto 2 gracias al penalty anteriormente mencionado y que transformó el galés Ryan Giggs. El gol cogió todavía frío al Liverpool, que quedó congelado definitivamente con la expulsión de su capitán Gerrard. El Manchester United intentó la consecución del segundo gol, y aunque dispuso de hasta cinco oportunidades en una misma jugada, el balón no quiso entrar gracias a las buenas intervenciones de Reina. No hubo más historia, el United está ya en la cuarta ronda de la FA Cup.

Alineaciones:

Manchester United: Kuszczak, Rafael, Ferdinand, Evans (Smalling 84´), Evra, Carrick, Fletcher (Anderson 62´), Nani, Giggs, Hernández (Owen 74´) y Dimitar Berbatov.

Liverpool: Reina, Kelly, Skrtel, Agger, Fabio Aurelio, Kuyt, Meireles (Shelvey 60´), Lucas Leiva, Maxi Rodríguez (Babel 60´), Gerrard y Fernando Torres (N’Gog 77´).

Gol: 1-0 2´Ryan Giggs (penalty).

2 Comments
  1. Anonymous
    Enero 10, 2011 | Responder
  2. Anonymous
    Enero 11, 2011 | Responder

Algo que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *